Procesando pago ...

Es muy importante que durante los dos primeros años de vida, les demos la oportunidad a nuestros hijos de explorar el mundo que los rodea a través de los sentidos. ¿Por qué? Porque durante estos primeros dos años, los niños se encuentran en la etapa que J. Piaget denomina: “Inteligencia Sensoriomotriz”.

¿Qué significa esto? Que el niño va a desarrollar su inteligencia, sus neuronas, sus conexiones neuronales a través de los sentidos, del movimiento y de su acción sobre el medio que lo rodea. Por eso es sumamente necesario que les permitamos tocar, oler, mirar, escuchar, chupar, probar, ensuciarse, golpear, trepar y todas estas acciones que tienen que ver con esta exploración y van acompañadas con la autonomía de movimiento que el niño va a desarrollar, teniendo en cuenta las fases del desarrollo psicomotor hasta llegar a la bipedestación.

¡Importante! Estas fases deben ser respetadas en su orden natural y espontáneo, sin la intervención inoportuna y prematura por parte del adulto para acelerar y alterar la adquisición de este proceso.

Debemos tener en cuenta que durante los seis primeros meses de vida, todo lo que ve el bebé, lo lleva a la boca. En esta etapa el niño conoce el mundo a través de ella y debemos permitir esto. Luego va integrando todos los sentidos para perfeccionar su exploración, creando esquemas mentales de ‘asimilación y acomodación’ que va aplicando a situaciones nuevas, cuando quiere obtener un resultado o necesita algo.

Con la adquisición del gateo y de la marcha, va a querer tocar y agarrar todo lo que ve. A medida que se siente más seguro con su cuerpo, va a intentar subirse o treparse a todos lados. Debemos dejarlo y acompañarlo en este proceso.

Por eso queremos brindarles algunos consejos para padres, sobre cómo actuar en esta etapa:

a) Evitar los - “No toques, no te lleves eso a la boca, no te subas al sillón”. Ya que estaremos coartando su desarrollo.

b) Preparar el ambiente para favorecer el desarrollo natural del niño, quitar de su alcance todo objeto pesado, que se pueda romper: objetos punzantes o que puedan ser peligrosos para el niño.

c) Poner a su alcance objetos que se puedan llevar a la boca y que sean fáciles de manipular, para que le permitan interactuar con todos sus sentidos.

d) Acompañar, apoyar y contener cada logro, cada adquisición, cada descubrimiento, cada movimiento.
 

También podría interesarte

¿Cómo y Por Qué los Adultos deben Gestionar sus Emociones?

Mónica Sanabria Echeverry

¿Cómo y Por Qué los Adultos deben Gestionar sus Emociones?

Director: Mónica Sanabria Echeverry

La gestión emocional es la habilidad de las personas para percibir, usar, comprender y manejar las emociones. Esta habilidad se puede utilizar sobre ...

Psicología
Coaching
Gestión Emocional para la Crianza

Mónica Sanabria Echeverry

Gestión Emocional para la Crianza

Director: Mónica Sanabria Echeverry

Hay evidencias científicas suficientes sobre los efectos positivos de la educación emocional. Con esfuerzo y perseverancia podemos mejorar nuestra c ...

Crianza y Familia

Profesionales Destacados que te podrían ayudar

Mi objetivo como terapeuta y docente, es acompañar, enseñar y colaborar en el proceso evolutivo y de auto sanación de las personas y grupos.

¿Te gustaria contactarme?

Emma

close
send

¡Ingrese en Mutarelife!