Procesando pago ...

Jugar es tan importante como comer y dormir. Cuando jugamos, liberamos grandes cantidades de dopamina, una de las hormonas de la felicidad. Jugar ayuda a controlar y a mejorar la hiperactividad y los problemas de aprendizaje.

El juego permite desarrollar la creatividad y la flexibilidad. Favorece las interacciones sociales, permite a los niños desarrollar y enriquecer su lenguaje al tener que interactuar con otros, desarrolla el sentido de la responsabilidad, crea recuerdos llenos de magia, es un gran regulador de la conducta. Les enseña a los niños a compartir, a negociar, a esperar, a cooperar, a inventar soluciones, a planificar. A reír cuando algo les sale mal.

Los niños juegan desde que nacen, primero lo hacen con su cuerpo, luego se asombran de todo lo que provocan cuando actúan sobre los objetos, explorando todo a través de los sentidos. Su inteligencia se desarrolla a través del juego, actuando sobre el medio que lo rodea. A partir de los dos años, empiezan a aparecer los otros y comienza el juego socializado, en esta etapa el juego dramático ocupa un papel importante y el niño a través de este tipo de juegos se apropia de la realidad, conociendo el mundo de los adultos. Los juegos tradicionales, las rondas y las canciones con movimiento desarrollan habilidades de coordinación y autocontrol, ofreciéndoles un gran campo de aprendizaje. Los juegos de construcciones les permiten desarrollar habilidades motrices, de cálculo y equilibrio. Los juegos de mesa, les permiten implementar y desarrollar estrategias. Así como otros tantos que permiten desarrollar todo tipo de habilidades.

El juego es un aprendizaje de lujo porque nos permite ejercer la libertad y es el campo de prueba para que esta se desarrolle. Da alegría, da vitalidad y desarrolla la autonomía. Es altamente sanador y ofrece una capacidad curativa inmensa, ablanda los bloqueos. Al jugar, nos olvidamos del mundo y sin darnos cuenta aparece la valentía.

Recomendaciones para los padres de familia: Permitan que el juego sea el motor en la vida de sus hijos. Brinden la oportunidad, el espacio, el tiempo y los recursos para que este se pueda llevar a cabo todos los días de su vida.

Emma

close
send

¡Ingrese en Mutarelife!