Procesando pago ...

Salud Mental en las Compañías

  • 19-01-2022 16:46:01
  • 0 Comentarios

Autoras: Licenciada en Psicología Francisca Pena Bustamante y la abogada Elizabeth Rosa D’Ambrossio

Hoy en día no es un secreto cómo las emociones pueden afectar el ámbito laboral de cualquier persona. La preocupación, estrés, ira y tristeza entre los empleados de todo el mundo han ido en aumento durante la última década, alcanzando niveles récord en 2020. 

Según la OMS, más de 300 millones de personas en el mundo sufren depresión, y más de 260 millones tienen trastornos de ansiedad.

Según una encuesta global de PageGroup sobre salud mental, el 36% de los encuestados cree que hablar sobre la salud mental obstaculiza sus carreras, el 20% considera que hablar sobre el tema los relega a un segundo plano, el 34% percibe que discutirlo afecta la posibilidad de que un empleado pueda hacer su trabajo correctamente, y el 52% siente que sus colegas los juzgarán por hablar de su condición.

Incluso antes del 2020, según Jeffrey Pfeffer, profesor de la Escuela de Posgrado de Negocios de la Universidad de Stanford y especialista en el campo de la teoría organizacional en Estados Unidos, el 61% de los trabajadores considera haberse enfermado por estrés y el 7% indicaba, incluso, haber sido hospitalizado por problemas de trabajo.  Lo más grave de toda esta investigación es que las estimaciones de Jeffrey apuntan a que el estrés está relacionado con la muerte de 120,000 trabajadores estadounidenses al año (BBC, 2019).

El estrés y la ansiedad parecen ser factores predominantes cuando hablamos de problema relacionados con la salud mental en el trabajo. La encuesta 'State of the Global Workplace 2021 Report' (Informe de la situación del lugar del trabajo en el mundo) realizada por Gallup en 116 países destaca que el 43% de los encuestados en más de cien países aseguraron haber experimentado estrés durante gran parte del día, mientras que este porcentaje era del 38% en 2019.

Aunque el estrés a nivel mundial alcanzó en 2020 cifras récord, no todas las regiones del mundo experimentaron los mismos niveles. Según Gallup, los trabajadores de Estados Unidos y Canadá registraron los niveles más altos de estrés diario a nivel global (57%), mientras que en Europa Occidental, el estrés disminuyó al 39%, cuando en 2019 era del 46%.

Esto demuestra la importancia que tiene invertir en el bienestar de los colaboradores en las empresas. Según un artículo de Forbes del año 2018 esta demostrado que  el grado de compromiso de un empleado está vinculado a su ‘‘felicidad’’, y esto implica que a mayor felicidad mayor compromiso con su trabajo, y mejores resultados para la empresa. 

¿Cómo y de qué forma el Estrés, la ansiedad y el Burn Out afectan a los colaboradores de una empresa? ¿De qué forma el malestar individual perjudica al equipo de trabajo y por qué es importante visibilizar esto? 

Tanto el estrés, como la ansiedad y el Burnout están profundamente relacionados. Por si solos o combinados, tienden a afectar el desempeño de las personas, generando repercusiones negativas en los resultados que una empresa obtiene. Un mal estado de salud en los trabajadores, no sólo genera repercusiones a nivel individual, sino que se extiende a otros miembros de la organización. Tal como la salud genera salud, la enfermedad genera enfermedad.

- ¿Cómo se pueden eliminar/ disminuir? ¿Cómo realmente se sana esto?

Existen muchas maneras de prevenir y abordar tanto el Burnout, como el estrés y la ansiedad en el contexto laboral. El primer paso implica no invisibilizar, hablando acerca de la importancia de la salud tanto individual como del equipo, ofreciendo espacios y tomando acciones que vayan en concordancia con lograr estados óptimos de salud.

- ¿Por qué es indispensable un proceso terapéutico para hacerlo? 

Si bien estos cuadros pueden estar presentes en millones de personas, cada persona es un mundo y para abordar eficazmente las problemáticas, son fundamentales tanto espacios individuales como grupales. Estos, son clave a la hora de encontrar las raíces de la problemática, pudiendo a partir de ahí llegar a soluciones que se mantengan en el tiempo, impactando positivamente la salud y la cultura organizacional no solo en el presente, sino también en el futuro.

Contar con profesionales que puedan hacer una lectura minuciosa de las necesidades de la empresa y de sus individuos, es fundamental para diseñar e implementar planes de acción personalizados que últimamente se dirigen a resolver los factores psicológicos y emocionales que perjudican a la empresa y a quienes la conforman. 

 


No Comments To Display




Deje su comentario

Emma

close
send

¡Ingrese en Mutarelife!