Procesando pago ...

¿Crees que no mereces lo que te pasa? – Síndrome del Impostor

  • 03-06-2022 17:45:47
  • 0 Comentarios

¿Sabes qué es el síndrome del impostor? Es una sensación interna por la que una persona cree que no es tan competente y válida como los demás creen.

Esta creencia los hace tener una visión muy poco realista de lo que verdaderamente significa ser bueno y de cómo se siente uno siendo válido.

¿Has sentido alguna vez en tu vida que alguno de tus logros son puro azar y no los mereces? ¿Has dudado de tu capacidad para alcanzarlos? Probablemente estás siendo víctima del síndrome del impostor, ya que junto a ese sentimiento de no merecer y no ser válido ante los éxitos logrados, suele venir siempre un miedo a ser descubierto como impostor, como fraude.

Las características más claras de este síndrome son:

Sensación de no merecer el éxito y reconocimiento que se obtiene.
Convicción de que el éxito obtenido se debe puramente al azar o a la suerte.
Gran duda interna sobre las propias capacidades.
Miedo real a ser descubierto como impostor.
Es un síndrome que nos puede afectar en cualquier momento de nuestra vida, sin importar el género, estatus social, profesión, etc. Puede ser circunstancial y temporal, o puede durar más tiempo.

Es una sensación que afectará negativamente al bienestar general de la persona. Personas con este síndrome pueden llegar a experimentar ansiedad y mucho estrés cuando se enfrentan a tareas que requieran hacer uso de sus propias habilidades y capacidades porque, a pesar de tenerlas, sientan continuamente que van a fallar en la tarea. Además, serán más obsesivos con los errores cometidos tendiendo siempre a ser perfeccionistas y, por último, exagerarán mucho el proceso de preparación de cada tarea, dilatándola en el tiempo excesivamente.

Hay 5 tipos de perfiles que se pueden observar dentro de las personas que experimentan este fenómeno psicológico.

1. El perfeccionista

Aquellas personas que siempre se exigen para llegar a su máximo y junto al resultado, piensan que lo podrían haber hecho aún mejor, incluso habiendo logrado su objetivo y no cesan en la búsqueda de mejoras.

2. El superhumano

Aquellos quienes trabajan cada vez más intentando cubrir sus inseguridades, provocando perjuicio en su propia salud mental y en la relación con su entorno y los demás. Son personas que no se detienen.

3. El genio natural

Se caracterizan por su gran capacidad de aprender nuevas habilidades de manera rápida y fácil, pero, tras haberlo aprendido, se sienten inseguros cuando tienen objetivos difíciles por delante.

4. El individualista

Prefieren realizar todas las tareas de manera individual sin solicitar ayuda por temor a evidenciar su supuesta incompetencia.

5. El experto

No estará satisfecho hasta conocer toda la información sobre un tema. Tienen una continua sensación de no haber sido sincero y, por lo tanto, temor a ser descubiertos como fraude.

¿No sabes qué hacer?

Aquí presentamos estrategias que nos ayuden a combatirlo para aliviar el malestar al que tiene sometido al sujeto que lo experimenta. Es muy importante tratar de combatirlo, ya que, por su marcado patrón de pensamiento, afectará negativamente en tu rendimiento laboral/académico, impactando negativamente en la productividad, estrés generado y manera de realizar las tareas. Estas estrategias están conformadas por:

1. Centrarse en los hechos

Una vez analicemos una situación, debes centrarte en ella tal cual la percibes. Surgirán creencias irracionales, todas en torno a un “no estoy a la altura de esto”, que serán lo que alimenten a este fenómeno psicológico, pero debes enfocarte en la tarea, los resultados obtenidos, las valoraciones y evaluaciones.

2. Abandonar el perfeccionismo llevado al extremo

Este perfeccionismo podrá llegar a sabotear los logros porque siempre “faltará algo” para hacer que todo esté perfecto. Debemos centrarnos en optimizar y mejorar el proceso, aprendiendo de los propios errores.

3. Celebrar los logros

Debes sentirte orgulloso del trabajo realizado, validar las propias habilidades y fortalezas.

4. Aprender a pedir ayuda

Alguien con más experiencia será una buena oportunidad para aprender y obtener las herramientas necesarias en el proceso. Además, ante el exceso de trabajo, una buena opción es delegar.

¡La terapia psicológica y el coaching son perfectos para combatir el síndrome del impostor!
Confía más en ti mismo. Eres capaz de lograr lo que te propongas.

Haz click aquí para descubrir todos los profesionales especializados en el tema que Mutare Life te ofrece. No estás solo, sabemos cómo ayudarte.


No Comments To Display




Deje su comentario

Emma

close
send

¡Ingrese en Mutarelife!